Buscar en el sitio









Patrimonio intangible

PDF Imprimir E-mail

PATRIMONIO INTANGIBLE

GALERIA DE IMÁGENES

 

Se entiende por "patrimonio cultural inmaterial o intangible" los usos, representaciones, expresiones, conocimientos y técnicas -junto con los instrumentos, objetos, artefactos y espacios culturales que les son inherentes- que las comunidades, los grupos y en algunos casos los individuos reconozcan como parte integrante de su patrimonio cultural.

Este patrimonio cultural inmaterial, que se transmite de generación en generación, es recreado constantemente por las comunidades y grupos en función de su entorno, su interacción con la naturaleza y su historia, infundiéndoles un sentimiento de identidad y continuidad y contribuyendo así a promover el respeto de la diversidad cultural y la creatividad humana.

El "patrimonio cultural inmaterial" se manifiesta en particular en los ámbitos siguientes:

a) tradiciones y expresiones orales, incluido el idioma como vehículo del patrimonio cultural inmaterial;

b) artes del espectáculo;

c) usos sociales, rituales y actos festivos;

d) conocimientos y usos relacionados con la naturaleza y el universo;

e) técnicas artesanales tradicionales.

 

 

Identidad Cultural en el territorio catamarqueño


La identidad cultural del territorio catamarqueño se manifiesta a partir de las costumbres, la tradición, el folklore, los festivales populares, las fiestas patronales o religiosas, los mitos, leyendas y anécdotas que se manifiestan en todos los departamento que integran la provincia de Catamarca.

Estas representaciones, que son particularidades de una región, le dan una determinada identidad que trasciende de generación en generación en forma espontánea y subjetiva.

La cultura de un pueblo se construye con la repetición de las prácticas y manifestaciones que el sujeto reconoce como parte de su vida o que dio origen a su existencia.

Por ello la repetición y difusión de las costumbres y tradiciones a partir de las expresiones culturales, reconocen a un pueblo con identidad y memoria.


¿Qué comprende la cultura?

La cultura comprende todos los conocimientos, creencias, costumbre, usos y hábitos propios de una sociedad determinada. Es decir, todo nuestro comportamiento es cultura, incluso el que se presenta como anti cultural, porque este se define por oposición a normas específicas.

También forma parte de la cultura las técnicas que usamos para hacer alguna cosa: una vivienda o un lápiz por ejemplo.

Comprende la religión o sea las creencias en seres sobrenaturales y el culto que se le rinde, la concepción del alma y de la vida después de la muerte. A este orden pertenece el mito, del que luego hablaremos como fundamento de la cultura.

La religión no es un aspecto más de la cultura, sino la zona en que se condensa sus principales valores, los que dan a la existencia su sentido más profundo.

La cultura comprende también la moral, el orden ético que generalmente se afirma en lo religioso. La moral norma la conducta del individuo, indica que está bien o que está mal, lo que debe y no debe hacerse. Esto varía significativamente de una cultura a otra. Antes de decir que una cosa es moral o inmoral es preciso situarse en una cultura determinada.

Otro importante aspecto de la cultura es el orden jurídico: todo pueblo tiene su derecho, o sea un cuerpo de normas que rigen las relaciones humanas y el modo de apropiación de los recursos naturales. En el caso de los pueblos indígenas, vemos que su derecho es desconocido por la sociedad dominante. No se estudia el mismo con miras a la aplicación, de entrada se le niega el derecho de aplicable, por más que haya funcionado bien durante siglos.

También un lugar privilegiado de la cultura es el pensamiento  de un pueblo sobre los distintos aspectos de su existencia, así como su concepción del arte y su sentido de la belleza y de las formas.

La lengua conforma así mismo uno de los aspectos sustanciales de la cultura, que en el caso de los pueblos indígenas de América fue negado y reprimido. El ataque a las lenguas dominadas a su deliberado olvido fue siempre uno de los principales métodos de destrucción cultural. El lenguaje no es solo el instrumento de comunicación de un pueblo, desde que en él reside la estructura misma de su pensamiento, su modo peculiar de abordar el conocimiento.

Otras veces las culturas populares comparten una misma lengua con la cultura dominante, pero el habla difiere. O sea se encuentran particularidades en la forma de armar las frases, modificando o destruyendo las leyes gramaticales (sintaxis), en el uso de ciertas palabras, la creación de nuevos términos (neologismo) explotando las posibilidades de la lengua madre y los aportes de otros horizontes lingüísticos que confluyen como en el caso del lunfardo.

 

 
© 2017 Atlas - Catamarca
Este atlas se encuentra en permanente actualización, cualquier sugerencia contáctenos. Fecha de última modificación 24/03/2014.
De utilizar los contenidos de esta publicación deberá citar la fuente como: "Atlas Catamarca - http://www.atlas.catamarca.gov.ar"